jueves, 21 de marzo de 2013

Radares en Helicoptero

Tráfico acaba de poner en funcionamiento su nueva arma contra los excesos de velocidad, a los que considera relacionados (aunque sea como factores recurrentes) con la muerte de 475 personas en accidentes ocurridos sólo en 2011.
Se trata de uno de los helicópteros de la flota de la propia DGT, al que le ha sido acoplado un radar, el «Pegasus», que lleva el mecanismo y el software incluidos en la cámara de vigilancia y es capaz de controlar la velocidad de los vehículos y detectar infracciones desde el aire.
Para evitar los recursos que imagina se le vendrán encima, el organismo precisa que el radar ha sido verificado y homologado por el Centro Español de Metrología.
Para carreteras secundarias
El sistema, primero del mundo certificado para poder usarse en vigilancia de carreteras, ha sido desarrollado a lo largo de seis años y se utilizará principalmente para controlar a los vehículos que circulan por las vías convencionales, las que no tienen separación física entre los carriles de ambos sentidos y en las que se producen cerca del 75% de los fallecimientos.
Para captar la velocidad, el helicóptero debe mantener una visión directa con el vehículo que se pretende controlar. El sistema puede detectar con extremada precisión velocidades de hasta 360 km/h.
Este sistema, pionero y no utilizado antes en otros países, resulta operativo incluso desde una altura de vuelo del helicóptero de 1.000 pies, más de 300 metros, y hasta una distancia, en línea recta con el vehículo controlado de 1 kilómetro.
El radar, consta de dos cámaras, una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad, y otra de detalle, dotada con un teleobjetivo, que permite leer la matrícula del vehículo.

No hay comentarios: